Se ha producido un error en este gadget.

martes, 7 de septiembre de 2010

  
SALVA A UN NIÑO, UNETE AL CLUB DAME UNA MANO

URGENTE.... ESTAN MURIENDO NIÑOS EN COLOMBIA- LA CAUSA TU INDIFERENCIA

 ¿ Que estarias dispuesto hacer para salvar un niño del reclutamiento por los grupos armados irregulares en colombia?


 Si quiere cambiar esta realidad

¡UNETE AL CLUB!









CLUB DAME UNA MANO 









 <ob
e

ESTRATEGIAS:

1. CRIAR NIÑOS FELICES


 

 Cuando la diversión se conjuga con beneficios emociones en los niños

“Existen dos características que nos diferencian fundamentalmente de otras especies; la primera es la necesidad de afecto y protección para poder sobrevivir, la segunda es la necesidad de jugar para desarrollar y expresar la creatividad y liberar emociones”, sostiene sin vacilaciones la sicóloga infantil María Isabel Guerrero.



ESTRATEGIAS

jueves, 2 de septiembre de 2010

Cada Niño Reclutado por Grupos Armados, es un Potencial de Hombre Inhumano.



¡ No lo Permita !



De acuerdo a declaraciones hechas por el presidente y Fiscal Internacional de Derechos Humanos del Tribunal Internacional sobre la Infancia afectada por la Guerra y la Pobreza en Colombia. a comienzos de 2008 se hablaba de unos 11mil menores reclutados dentro de los grupos al margen de la ley, pero esa cifra ha crecido, este es un fenómeno en aumento, debido a la presencia de grupos que se hacen llamar Autodefensas, Águilas Negras o simplemente los reductos de la organización de ‘Don Mario' y la bandas de narcotrafico emergentes al post-conflicto, que utilizan niños en sus actividades de narcotráfico en trabajos desde raspachines, tráfico y venta de drogas y hasta sembradores de minas antipersonal y como escoltas en anillos de seguridad. Debido a los vacios de la reglamentacion colombiana y aprovenchando la proteccion que el estado brinda a los menores de 18 años. La situación actual del reclutamiento de menores en todo el país está sufriendo un genocidio permanente y constante contra la infancia; un genocidio que sigue su trágico camino de horror y espanto.

El reclutamiento de la infancia muta de actor en el conflicto, de grupo armado a miembro de bandas criminales y viceversa, una retroalimentación del escenario, una realidad latente en el conflicto armado Colombiano, por lo tanto el escenario es mucho más peligroso para la infancia colombiana afectada por las consecuencias directas e indirectas del conflicto, como es la pobreza, el desplazamiento forzado, hasta la utilización de la infancia como maquinaria de guerra entre otras violaciones a los Derechos del Niño, los Derechos humanos y el Derecho Internacional Humanitario.




Es alarmante la cifras del reclutamiento de menores en Colombia se ha venido hablando en este último tiempo que hay entre 14,000 niños en el conflicto armado, que uno de cada 4 combatientes es un niño. Lo alarmante es que se están utilizando niños desde los 6 años para trabajos de inteligencia, sembrar minas antipersonal, llevar explosivos. Pero esta cifra se dispara porque los actores del conflicto armado mutan, se transforman en bandas criminales y se retroalimentan con alianzas y operan como pequeños, medianos carteles del narcotráfico, pero es de mucha importancia anotar que existe mucha dificultad en la consolidación real de las cifras debido a que no hay información de denuncias de reclutamiento, las familias muchas veces omiten hacer denuncias oficiales por temor a lo que pueda pasar con el niño y con ellas mismas y a veces cuando los niños se desvinculan del conflicto no son reportados al Icbf y llegan directo a sus comunidades, entonces tampoco es claro cuántos han salido y cuántos entran",

Lo importante es remarcar que el reclutamiento no pasa sólo porque se encuentren niños y niñas con un fusil, sino por todo tipo de trabajos que realizan los menores en estas estructuras narco-armadas, desde raspachines, hasta cinturones de seguridad, tráfico y venta de drogas. Podríamos decir que Colombia está con esta problemática insertada en casi todo su territorio, desde las zonas rurales hasta sus ciudades, pero en donde hace mayor incidencia son en las fronteras abiertas en donde el reclutamiento es mucho más fuerte.
Hay grupos narcos-armados que realizan incursiones al sur del país, donde se reclutan por la fuerza a niños y niñas miembros de comunidades indígenas; a esto le sumamos el peligro latente en veredas alejadas del casco urbano de los pueblos o ciudades, como zonas del Choco, Antioquia, Córdoba, Guaviare, Putumayo, Santander, Cundinamarca, Valle del Cauca, entre otras zonas por parte de los grupos armados. Este es un conflicto que arrasa con todo, y mucho más a la infancia tan vulnerada en Colombia, por la violencia en todas sus formas, estas formas muchas veces silenciosas, son las más peligrosas, porque se esconden, por lo tanto bombas de tiempo.
En Colombia se ha venido cometiendo un genocidio a cuenta gotas contra la infancia por los Nuevos Grupos de Narco-Paramilitares, Auc, Águilas Negras, Farc, Eln y Bandas Emergentes del Narcotráfico. Estas grupos también son responsables de cometer asesinatos, mutilaciones, secuestros y violaciones y otras agresiones sexuales graves contra niños y niñas.



Muchos de los menores que llegan a estas filas o son reclutados por estos grupos subversivos lo hacen por intimidación o por otro lado la obsesión de ganar dinero fácil porque ven que sus amigos o familiares disponen de dinero sin necesidad de tener un trabajo digno y esto es una motivación para seguirlos o de una forma de llegar hacer como ellos o encontrar una ocupación alternativa a la desescolarización. Otra de las formas utilizadas por los jefes de estas bandas y de los grupos es enviar a los niños de sus tropas a hacer un trabajo de presión psicológica sobre otros niños, para convencerlos y así engrosar las filas, y en el peor de los casos para reemplazar a los desertores y a los combatientes muertos en enfrentamientos, y para ponerlos como carne de cañón en los combates, los grupos armados ilegales como las Farc, el Eln y las bandas emergentes que surgieron de las estructuras del paramilitarismo, continúan reclutando menores para que integren sus filas y empuñen sus armas.

En muchos casos el primer contacto que los niños tienen con los grupos narco-armados es a través de su trabajo en la cosecha de la coca. Está claro que hay razones económicas (pobreza), sociales (conflictos familiares, maltrato infantil, violación, imposibilidad de empezar o seguir unos estudios) y psicológicas (influencia de otros niños, propaganda) que han incitado a los niños a reclutarse voluntariamente entre comillas, Es necesario tener presentes en las mentes de cada uno que el hambre en un niño también es considerado un Crimen de Lesa Humanidad y un caldo de cultivo para estos grupos armado.

Para el Gobierno y el pueblo colombiano no es de desconocimiento que los niños indígenas y afro-colombianos son víctimas de reclutamiento por encontrarse en zonas de intereses de estos grupos, en zonas olvidadas, y acosadas por la guerra.

En indagatoria publica el ex jefe paramilitar Fredy Rendón Herrera, alias ‘El Alemán', quien comandó el escuadron Élmer Cárdenas, admitió haber tenido en su filas 358 menores de edad, pero que sólo entregó 4 de ellos. Esto ha permitido conocer el principio de uno de los capítulos más oscuros del accionar paramilitar: el reclutamiento forzado de menores de edad. Hoy día se sabe, por ejemplo, que decenas de familias de Turbo y Apartadó no reciben razón alguna de sus hijos, quienes fueron llevados mediante engaños y de manera forzada por reclutadores del Élmer Cárdenas, del bloque Bananero, y diferentes bloques de las Auc en Antioquia,

Actualmente en Departamentos como Antioquia, Córdoba y Chocó hay una fuerte presencia de bastiones de estos nuevos narco-paramilitares, y que tienen sus corredores para el narcotráfico, por lo tanto necesitan la mano de obra más barata y la más fácil de explotar, usar y eliminar, es decir los niños.

Es por esta razones que se ha dado un campanazo de alerta sobre la forma acelerada como se viene dando el reclutamiento de menores en Colombia que en la mayoría de las veces se ha tenido olvidada, el objetivo es que los menores sean menos vulnerable al reclutamiento por parte de los grupos armados colombianos, creando conciencia y sensibilización sobre la vida y la dignidad de la infancia colombiana al igual que el respeto de los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario por parte de los actores del conflicto armado, a través de la presión humanitaria de la comunidad internacional.

Sólo la prevención y la visibilización de esta realidad contra los niños y niñas por parte de la guerra, podrá concientizar al conjunto de la sociedad colombiana en buscar mecanismos de protección y defensa de sus hijos.


Si invierte en la Infancia, estas Invirtiendo en tu futuro.